Un 2013 sorprendente

El 2013 ha sido un año lleno de nuevos descubrimientos, avances e intervenciones increíbles en el ámbito de la salud. Desde Pupilum queremos mostrarte algunos ejemplos sorprendentes que puede que se te hayan pasado.

 

La Mona Lisa, sin pelo para concienciar sobre el cáncer

El pasado noviembre, la Gioconda decidió colaborar con la concienciación sobre el cáncer. Bajo el  lema “Un tumor cambia la vida. No su valor”, la Fundación Ant, que proporciona asistencia domiciliaria oncológica a nivel nacional y de manera gratuita en toda Italia, logró difundir por todo el mundo un mensaje de apoyo a las personas que padecen esta enfermedad.

Mona

Tumores giantescos

Hace apenas unas semanas leíamos en todos los medios la noticia del caso del tumor gigante de Torrevieja (Alicante). El tumor, de 25 kilogramos, es extrajo del ovario de una mujer de 47 años, mediante una compleja intervención que supuso todo un reto quirúrgico para el equipo ginecológico del hospital, y se extendía desde el pubis hasta el apéndice xifoides. La tumoración se extrajo en su totalidad, tras extirpar el útero y mediante una doble anexestomía. La mujer a la que extrajeron este impresionante tumor  reconoció que tardó “casi cinco años” en acudir al médico desde que notó que “algo crecía” en su interior.

tumor efe

Implantes extraños

El chino Xiao Wei sufrió un accidente laboral: mientras trabajaba, una máquina le arrancó la mano. Gracias a sus compañeros, que desenchufaron la máquina, recuperaron el miembro y lo llevaron al hospital, Wei salvó su mano.

Podría parecer una intervención dentro del protocolo ordinario, si no fuera porque fue necesario injertar la mano en el tobillo durante un mes para mantener los tejidos vivos y para que el paciente se recuperar de otras lesiones.

Un mes después, los médicos tienen la esperanza de que pueda recuperar la movilidad completa en esta extremidad, que ya está, finalmente, en el lugar que le corresponde.

Pierde mano

 Un injerto de narices

Caso similar le ocurrió a Xiaolian, un joven que sufrió un accidente de tráfico en el que perdió parte de su nariz. La falta de cuidados provocó que el apéndice nasal se le infectase, de modo que los médicos del hospital de Fuzhou, en la provincia china de Fujia, tuvieron que retirarle parte del mismo, con la consecuente desfiguración del rostro.

El afectado padeció un trauma nasal severo y su rostro quedó desfigurado. La nariz sufrió una grave infección, por lo que los médicos consideraron que no podrían reconstruirla adecuadamente.

Transcurridos unos meses, el equipo médico decidió reconstruir una quirúrgicamente, y  los cirujanos pensaron que la mejor opción para recuperar su nariz era la de cultivar una nueva en la frente del paciente y hacerle un injerto. Y así lo hicieron. Usaron unos expansores para fabricar una nariz con la propia piel del afectado, cortándola con la forma de una nariz.

Hecho esto procedieron a implantarle un cartílago que cogieron de sus costillas y así nació la nueva nariz de Xiaolin, lista para ser implantada en su cavidad nasal original.

nariz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *