TDAH: misma inteligencia, dificultades derivadas

La inteligencia de un niño que padece TDAH no es diferente de la de un niño que no, a pesar de que el rendimiento del niño suele estar por debajo de sus capacidades, debido principalmente a dificultades específicas a nivel de lenguaje.

Son estas dificultades las que condicionan la evolución cognitiva del niño, sobre todo a nivel del aprendizaje instrumental en edades tempranas en los colegios o el social, a la hora de relacionarse.Es precisamente en las esferas social y del aprendizaje donde más repercuten los efectos del TDAH. El tratamiento del trastorno es a través de medicación, la cual mejora las señales y funciones cerebrales y reduce los problemas de mejorar la atención.

Un informe reciente sobre TDAH en España señalaba la necesidad de crear una ley estatal que cree protocolos específicos a nivel sanitario pero también educativo para los niños afectados. Sin duda, un esfuerzo conjunto y una coordinación profesional entre ambas áreas parece fundamental en la actualidad.

 A la hora de abordar el tratamiento cognitivo es importante tener en cuenta la complejidad del trastorno y considerar por una parte la vertiente pedagógica y por otro lado la psicológica. Las pruebas que se hacen a nivel neuropsicológico son muy importantes para medir en qué falla el niño en su desarrollo educativo y académico y rehabilitar las habilidades que estén menos desarrolladas en él, como la compresión lectora, las matemáticas, etc.

Si te interesa conocer el TDAH en profundidad te recomendamos nuestro curso online y acreditado  ‘Una perspectiva compleja del TDAH’, con el cual realizarás un acercamiento a la complejidad inherente de este trastorno, y sus últimos avances en tratamiento, al igual que la importancia y claves de un buen diagnóstico de la mano de los mejores profesionales.

tdahacreditado

https://www.youtube.com/watch?v=3cIY6ujxmnE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *