Métodos de Estudio

Seguramente haya tantos Métodos de Estudio como personas en el mundo. Cada uno tenemos nuestras propias particularidades y a cada uno nos gusta hacer las cosas de manera distinta.

A la hora de ponerse a estudiar es muy importante la Organización. La mayoría pecamos de poco organizados porque estos ritmos de vida no nos permiten centrarnos en algo durante mucho tiempo, así que lo dejamos a medias y lo reanudamos en otro momento, pero ya no sabemos bien por dónde íbamos, o no relacionamos con lo anterior.

Hay que buscar momentos de concentración. Pensar en, aunque sea, media hora, en la que nada nos vaya a molestar, y fijarnos un objetivo para ese tiempo. Por ejemplo. En la próxima media hora voy a leer este tema y voy a subrayar las palabras clave.

Si siempre seguimos el mismo método de trabajo, al final nos saldrá automatizado y seremos capaces de adquirir los conocimientos de forma más fluida.

Una opción para el estudio puede ser leerlo todo varias veces. Primero una lectura general para hacernos una idea sobre lo que trata. Después una lectura en detalle subrayando las palabras clave. Y por último una lectura crítica sacando nuestras propias conclusiones. Leer lo mismo varias veces y esforzarse en formar una opinión sobre el texto es una manera muy ágil de adquirir los conocimientos que se están tratando.
Más tarde, podemos coger las palabras clave (o conceptos clave o cosas imprescindibles) que hemos subrayado, y crear un esquema. Es una manera de organizar en nuestro cerebro esa información, no solo de organizarla en papel. Con ese esquema seguro que nos va a ser mucho más fácil recordar cada concepto clave y seguir tirando del hilo con la información que tenemos en la mente tras las lecturas.

Si vamos a enfrentarnos a exámenes tipo test, la opción del subrayado seguro que nos resulta muy útil porque dejamos los conceptos que van a preguntar, aunque después, en lugar de esquematizar, podemos suponer preguntas cortas y las respuestas.

Como ya dije al principio, este solo es un método, pero existirán tatos métodos como personas ¿Cuál es el tuyo?

El próximo día os hablamos de la Técnica Pomodoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *