Esquizofrenia: investigación hacia nuevas soluciones

 

 

 

  • Las personas que padecen  esquizofrenia tienen una media de hasta 20 años menos que los que no la padecen.

 

Esquizofrenia

 

En torno al medio millón de personas en España sufren esquizofrenia, uno de los trastornos mentales más graves que existen en la actualidad.  Los individuos que la padecen son socialmente estigmatizados por una enfermedad tan compleja e incapacitante, la cual además, padece una gran falta de información.

 

En la actualidad esta patología se encuentra en continua investigación internacional para mejorar los síntomas tan variados que conlleva. En concreto estas nuevas directrices van dirigidas a nuevos fármacos y moléculas que tratan de reducir los síntomas relacionados con las emociones, el desarrollo cognitivo y de comportamiento. España, según hemos sabido, se encuentra entre los países que más recursos emplea en la investigación de la esquizofrenia.

Esto supone una rotura del tratamiento farmacológico que se había seguido hasta la actualidad para la esquizofrenia, esto es: centrado en abordar los síntomas positivos, los más visibles, como las alucinaciones del paciente. Sin embargo, se está haciendo patente la necesidad de abordar los síntomas negativos, como el déficit de desarrollo cognitivo, que hasta ahora no habían entrado en la agenda de investigación acuciante.

«Se están estudiando nuevas moléculas que pueden mejorar los síntomas negativos y cognitivos. Nuevos hallazgos relacionan la respuesta inflamatoria y el estrés oxidativo con el descenso del volumen de sustancia gris», explica el experto Celso Arango, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

 

Si te interesa profundizar en la Esquizofrenia, consulta nuestro curso Tratamiento de pacientes con Esquizofrenia, para aprender todo sobre el manejo correcto de los pacientes que padecen la enfermedad, los últimos avances y líneas de investigación.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *