El paciente empoderado

Tan sólo hay que echar la vista atrás unos pocos años para ver la transformación que se ha producido en el binomio de la relación médico-paciente. El vínculo empieza a dejar de ser paternalista, para convertirse cada vez en más cooperativo y participativo. El paciente toma cada vez un papel más activo, un socio activo de la empresa que es su salud: es el nuevo paciente empoderado. Los médicos somos asesores privilegiados, podemos presentar las opciones, los tratamientos y demás recomendaciones basándonos en nuestros conocimientos y experiencia.

¿Cómo ha sucedido esto? Existen múltiples razones. En primer lugar esto se debe al aumento del interés de la población en general sobre la salud y la medicina. Si a esto sumamos la facilidad del acceso a la información gracias a Internet y también a los dispositivos móviles obtenemos el empoderamiento del paciente.

Si antes podíamos quejarnos de la falta de información, sin duda hoy en día estamos expuestos a un exceso de datos. Desafortunadamente, entre todos esos flujos de información se filtra mucha información falsa, o parcialmente veraz, casi nunca contrastada con fuentes fiables ni profesionales y por tanto peligrosa y perjudicial para nuestra salud.

El paciente diagnosticado busca a ciegas muy a menudo información en esa jungla informativa: es por eso que como profesionales de la salud debemos tener esto en cuenta en todo momento, y ayudar en la medida de lo posible a aconsejar al paciente los sitios de información más contrastados y fiables. Podemos contribuir revisando información poco veraz  disponible en internet y adviertiendo de la baja calidad de estos contenidos

Todavía es muy pronto para definir este nuevo empoderamiento del paciente como una amenaza a la profesión médica, ya que esta nueva era de información podría resultar un apoyo al médico en su transmisión del conocimiento de la patología.

 

Imagen de "Medicina y Melodía"  Blogspot

Imagen de “Medicina y Melodía” Blogspot

En la imagen: “Los pacientes saben más que yo sobre sus enfermedades. Voy a tener que hacerme con un módem más rápido y una mayor velocidad de acceso a Internet que ellos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *