Cinco décadas de lucha contra el tabaquismo

 

Hace ya 50 años desde que Luther Terry, Director General de Salud Pública de EE.UU, saliera ante los medios con un estudio de 387 páginas que demostraba que fumar mataba, provocaba cáncer y problemas cardíacos. El informe, con casi un total de 7000 artículos científicos, se convirtió en el documento de salud más importante del país, y en el primer informe en la historia que anunciaba lo perjudicial que podía llegar a ser el tabaquismo para el organismo. Se iniciaba así en el país una lucha contra el tabaquismo.

Desde aquel enero de 1964, el número de fumadores en los Estados Unidos descendió un 59% según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades del país (CDC). Por su parte, el Journal of the American Medical Association publicó un estudio que asegura que en ese tiempo más de ocho millones de enfermedades prematuras se han evitado.

 

La disminución del número de fumadores ha disminuido, y con él, el número de casos de cáncer de pulmón. El CDC ha publicado estos días que entre 2005 y 2009, la prevalencia de este tipo de tumor maligno ha descendido anualmente un promedio de un 2,6% entre los hombres y un 1,1%, entre las mujeres. Los adultos entre 35 y 44 años han experimentado la mayor bajada en los casos, que han descendido un 6,5% en los hombres y un 5,8% en las mujeres al año.

 

A pesar de estos datos positivos, fumar sigue siendo la primera causa de muerte evitable en EE.UU pero también en muchos otros países y cada día más de 2.100 jóvenes -menores de 35 años- se convierten en fumadores frecuentes.

 

 

El Director General de Salud Pública Luther Terry con el estudio sobre el tabaco y la salud en 1964. Imagen de Blum Archive

El Director General de Salud Pública Luther Terry con el estudio sobre el tabaco y la salud en 1964. Imagen de Blum Archive

 

 

Cinco décadas en Cifras

En 1964, el paquete de tabaco costaba 35 centavos, el 42% de la población fumaba en EE UU y unas 300.000 personas morían por su causa cada año.

En la actualidad, un 18% de la población (44 millones de personas) estadounidense fuma; el precio medio del paquete es de 5,60 dólares; fallecen unas 440.000 personas al año por esta causa, y unos ocho millones viven con alguna enfermedad derivada del tabaco. Sin embargo se ha producido un descenso agudo entre los adolescentes,  -menos del 10% son fumadores- desde que en 2009 se subieran los impuestos sobre la cajetilla un 62% de media en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *